Pon un poco de filosofía en tu vida

0 Comments

He pensado que lo mejor para introducir el primer vídeo de La Alquimista (Cecilia Casado) es que se presente ella misma. Aquí tenéis su primer post en el blog «A partir de los 50″

«La alquimia, además de lo que tenía de ciencia compleja que mezclaba física, química, medicina, astrología, semiótica, etc., también era una disciplina filosófica y como tal se la puede repescar (todavía) en este presente de altas tecnologías.

Porque eso es lo que nos hace falta a los que hemos saludado….[SignupToUnlock showsidebar=»NO» sidebartemplate=»Select Sidebar Template» pagetemplate=»template8″ dapproductid=»4″ submiturl=»/dap/dap_wordpress_signup_submit.php» redirecturl=»» termslink=»%20%3Ca%20href%3D%27http%3A//YOURSITE.com/terms%27%20target%3D%22_blank%22%3E%3Cspan%20style%3D%22color%3A%20red%3B%22%3ETerms%20and%20Conditions%3C/span%3E%3C/a%3E%0A%20%20%20%20%20%20%20%20%20″ submitsuccessmsg=»Muchas%20Gracias%20por%20completar%20el%20formulario.» firstnamemissing=»Disculpa%2C%20falta%20tu%20Nombre.%20Por%20favor%20introduce%20tu%20nombre%20para%20continuar.» emailmissing=»Disculpa%2C%20falta%20tu%20Correo%20Electronico.%20Por%20favor%20introduce%20lo%20para%20continuar.» tandcalert=»Por%20favor%2C%20marca%20la%20casilla%20de%20Aceptas..» cookieexpdays=»999″ msg=»%3Cdiv%20id%3D%22dap8-sign-up-form%22%3E%0A%3Ch3%3E%26iexcl%3BReg%26iacute%3Bstrate%20y%20lee%20el%20resto%20del%20art%26iacute%3Bculo%21%3C/h3%3E%0A%3Cform%20id%3D%22formdap8%22%20class%3D%22dap8-form%22%20action%3D%22%22%20name%3D%22formdap8%22%3E%3Cinput%20id%3D%22first_name_dap%22%20class%3D%22dap8-input-name%22%20onfocus%3D%22if%20%28this.value%20%3D%3D%20%27Nombre%27%29%20%7Bthis.value%20%3D%20%27%27%3B%7D%22%20onblur%3D%22if%20%28this.value%20%3D%3D%20%27%27%29%20%7Bthis.value%20%3D%20%27Nombre%27%3B%7D%22%20type%3D%22text%22%20name%3D%22first_name_dap%22%20value%3D%22Nombre%22%20/%3E%20%3Cinput%20id%3D%22email_dap%22%20class%3D%22dap8-input-email%22%20onfocus%3D%22if%20%28this.value%20%3D%3D%20%27Correo%20Electronico%27%29%20%7Bthis.value%20%3D%20%27%27%3B%7D%22%20onblur%3D%22if%20%28this.value%20%3D%3D%20%27%27%29%20%7Bthis.value%20%3D%20%27Correo%20Electronico%27%3B%7D%22%20type%3D%22text%22%20name%3D%22email_dap%22%20value%3D%22Correo%20Electronico%22%20/%3E%3Cbutton%20id%3D%22complete%22%20class%3D%22dap8-btn%22%20name%3D%22complete%22%20type%3D%22submit%22%3E%26iexcl%3BContinua%21%3C/button%3E%3Cinput%20id%3D%22productId%22%20type%3D%22hidden%22%20name%3D%22productId%22%20value%3D%224%22%20/%3E%3C/form%3E%0A%3Cdiv%20class%3D%22clearfix%22%3E%26nbsp%3B%3C/div%3E%0A%3C/div%3E» ] –con guiño cómplice o con sonrisa torcida- al centinela invisible que cuidaba la barrera de los cincuenta: Filosofía

Filosofía para encarar la recta final que todos esperamos que sea larga, larguísima. Cuando cumplí cincuenta años hubo algún graciosillo bienintencionado que me dijo: “Bueno, ya has vivido la primera mitad de tu vida”.

¿Cien años? Dios mío, qué horror, sobre todo porque pensamos (sabemos) que a partir de un determinado momento –fatídico por otra parte- , un momento sin marcha atrás, el motor va a empezar a renquear seriamente y no hay, diga lo que diga la ciencia, piezas de repuesto que valgan.

De eso se trata pues, de poner nuestra filosofía particular en la mesilla de noche y tirar p’adelante cruzando los dedos.

Una filosofía de la alquimia o una alquimia filosófica o simplemente un cuento chino, pero que nos sirva. Hay cosas que ya no puedo hacer. Pero lo terrible es que hay cosas que “creo” que no puedo hacer y las meto en el mismo cajón de las que sí puedo de forma que voy reduciendo mis posibilidades erróneamente.

Creía que no podría hacer el Camino de Santiago, sola y andando. Y si bien no lo hice completo –que son más de 700 kms. desde Roncesvalles-, caminé en solitario, con la mochila a cuestas, durante 300 kilómetros, desde León hasta Santiago.

Y la sorpresa fue encontrarme peregrinos, -y sobre todo peregrinas- con muchos años más a cuestas que yo.  Bien. Pude hacerlo.

Me encuentro entre las personas que hemos creído honradamente que el precio de la libertad era la soledad. Con la alquimia/filosofía, en un pase mágico y elemental a la vez, he descubierto justo lo contrario, que el “precio” de la soledad es la libertad.

La pregunta del millón es: ¿Cuánta gente esta en condiciones mentales de aceptar, a estas alturas, la idea de libertad?.

No, qué difícil ser libres, acaso mejor seguir atados a la noria que marca el largo y tedioso camino. Camino a ninguna parte, vuelta y vuelta a la misma realidad (matrimonio, trabajo, entorno social).

Ahora puede ser un buen momento para soltarse, para desenganchar esa yunta por tantos años asumida y levantar la cabeza; sigue habiendo un horizonte.

Estuve haciendo mentalmente una lista de todo lo que puedo –y quiero- hacer todavía; y era tan larga que tuve que pasarme al papel para que no se me olvidara nada.

Poco a poco tengo que ir confeccionando mi menú perfecto, con todos los ingredientes a mi alcance, para la nueva dieta “a partir de los 50”.

Para todos los bolsillos y para todos los estómagos.

Fuente: http://blogs.diariovasco.com/apartirdelos50/2009/10/31/alquimia/

Si te ha gustado leerla, escucharla te gustará más.

[DAP isLoggedIn=»N» errMsgTemplate=»»]
Apuntate a nuestro Club y disfruta de toda la información que te aportaremos para abrirte nuevas opciones y posibilidades.
Oferta-Club-Periquito[/DAP] [DAP hasNoAccessTo=»5″ errMsgTemplate=»»]
Apuntate a nuestro Club y disfruta de toda la información que te aportaremos para abrirte nuevas opciones y posibilidades.
Oferta-Club-Periquito[/DAP] [DAP isLoggedIn=»Y» errMsgTemplate=»»]

¡¡Clica Aquí para acceder a tu zona personal!!

[/DAP]
[/SignupToUnlock]

About the author 

Hilario Martinez

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
Subscribe to get the latest updates
>