Animales de cuatro patas

0 Comments

Despedimos la serie de consejos de Cecilia como empezamos: con uno de sus artículos. En este último vídeo hablamos de animales y de como pueden ser un bálsamo para la soledad. Aquí tenéis una estracto de su artículo publicado en el diario Vasco el día 20-3-15

Hiru y Luna dos gatas Mayas

«Últimamente en mi vida están apareciendo muchos animales de cuatro patas. Este hecho en sí no es ni bueno ni malo ni tan siquiera remarcable para un eventual lector de este blog, pero yo siento que es un pequeño punto a favor que me acerca de alguna manera a la naturaleza que tanto amo y que se me escapa entre el ladrillo y el asfalto.

Estas últimas semanas me despierto con las tórtolas y respiro aire de jardín tropical, con mangos y chapotes, limoneros y ciricotes y un sinfín de pájaros –cuyo nombre todavía no he sido capaz de aprender- además de los murciélagos nocturnos y los gecos diurnos.

Si no quiero –y quiero muy poco- no veo “ciudad al uso” en varios días.

Pero donde yo vivo ahora la vida se ha ralentizado a golpe de fuerza mayor; el calor empieza a enseñorearse del calendario y poco apetece dar vueltas en bicicleta –ni mucho menos paseos a pie como no sea a las seis de la mañana o bien entrada la tarde. Y con este poco salir de casa me he ido haciendo amiga de las dos preciosas gatas mayas, Hiru (la tercera de la camada) y Luna, adoptada bajo el plenilunio y que ya forman parte de la familia. Aunque en realidad debería decir que han sido ellas, las preciosas tataranietas de alguna leona fiera, quienes me han adoptado a mí como “humana amiga en período de prueba”.

Nunca había habido un gato en mi vida, ni tan siquiera …

 

 

 

 

 

[SignupToUnlock showsidebar=»NO» sidebartemplate=»Select Sidebar Template» pagetemplate=»template8″ dapproductid=»4″ submiturl=»/dap/dap_wordpress_signup_submit.php» redirecturl=»» termslink=»%20%3Ca%20href%3D%27http%3A//YOURSITE.com/terms%27%20target%3D%22_blank%22%3E%3Cspan%20style%3D%22color%3A%20red%3B%22%3ETerms%20and%20Conditions%3C/span%3E%3C/a%3E%0A%20%20%20%20%20%20%20%20%20″ submitsuccessmsg=»Muchas%20Gracias%20por%20completar%20el%20formulario.» firstnamemissing=»Disculpa%2C%20falta%20tu%20Nombre.%20Por%20favor%20introduce%20tu%20nombre%20para%20continuar.» emailmissing=»Disculpa%2C%20falta%20tu%20Correo%20Electronico.%20Por%20favor%20introduce%20lo%20para%20continuar.» tandcalert=»Por%20favor%2C%20marca%20la%20casilla%20de%20Aceptas..» cookieexpdays=»999″ msg=»%3Cdiv%20id%3D%22dap8-sign-up-form%22%3E%0A%3Ch3%3E%26iexcl%3BReg%26iacute%3Bstrate%20y%20lee%20el%20resto%20del%20art%26iacute%3Bculo%21%3C/h3%3E%0A%3Cform%20id%3D%22formdap8%22%20class%3D%22dap8-form%22%20action%3D%22%22%20name%3D%22formdap8%22%3E%3Cinput%20id%3D%22first_name_dap%22%20class%3D%22dap8-input-name%22%20onfocus%3D%22if%20%28this.value%20%3D%3D%20%27Nombre%27%29%20%7Bthis.value%20%3D%20%27%27%3B%7D%22%20onblur%3D%22if%20%28this.value%20%3D%3D%20%27%27%29%20%7Bthis.value%20%3D%20%27Nombre%27%3B%7D%22%20type%3D%22text%22%20name%3D%22first_name_dap%22%20value%3D%22Nombre%22%20/%3E%20%3Cinput%20id%3D%22email_dap%22%20class%3D%22dap8-input-email%22%20onfocus%3D%22if%20%28this.value%20%3D%3D%20%27Correo%20Electronico%27%29%20%7Bthis.value%20%3D%20%27%27%3B%7D%22%20onblur%3D%22if%20%28this.value%20%3D%3D%20%27%27%29%20%7Bthis.value%20%3D%20%27Correo%20Electronico%27%3B%7D%22%20type%3D%22text%22%20name%3D%22email_dap%22%20value%3D%22Correo%20Electronico%22%20/%3E%3Cbutton%20id%3D%22complete%22%20class%3D%22dap8-btn%22%20name%3D%22complete%22%20type%3D%22submit%22%3E%26iexcl%3BContinua%21%3C/button%3E%3Cinput%20id%3D%22productId%22%20type%3D%22hidden%22%20name%3D%22productId%22%20value%3D%224%22%20/%3E%3C/form%3E%0A%3Cdiv%20class%3D%22clearfix%22%3E%26nbsp%3B%3C/div%3E%0A%3C/div%3E» ] por persona interpuesta.  Tan sólo he sabido que quienes han tenido uno mucho lo han amado y más extrañado el día que se fue. Así que, cuando llegué y Luna vino directa a mis piernas para frotarse contra ellas, pensé que me estaba olisqueando para ofrecer un veredicto o un visto bueno necesario para incorporarme a su espacio vital. Al cabo de diez minutos, Hiru desapareció de la vista y buscándola fue encontrada…¡dentro de mi maleta todavía sin deshacer! Así que, entre risas se decidió que me iba a llevar bien con las gatas…

No he podido evitar establecer una continua comparación entre ellas y mi perrillo Elur que, a fin de cuentas, es el único referente “animal de cuatro patas” que hay en mi vida. (Si insisto en lo de las cuatro patas, a buen entendedor pocas palabras bastan). Y la verdad es que…si no me he enamorado de ellas es porque sé que nuestra relación va a ser como una nube de verano, que se la llevará el viento que empuje al avión que me devuelva a mi casa del norte, donde mis raíces me atan, me atan, me atan…

Yo sé lo que es amar a un animalillo indefenso y el vínculo que se puede establecer con él, de corazón a corazón, sin pasar por el cerebro –ya que el suyo y el nuestro están a diferente nivel generalmente; y veo en estas preciosas gatas, Hiru, tan fina, delgadita y “hermana mayor” la aceptación de la “segunda huerfanita gatuna” que llegó a su vida, invadió su espacio y provocó los primeros e inevitables celos.

Ambas son preciosas, simpáticas, divertidas en sus travesuras, como con la manía de esconderse en cualquier armario de la cocina que se quede abierto más de treinta segundos y descansar confiadamente el tiempo que haga falta junto a las galletas, el azúcar, el arroz y los botes de pimientos.

¿Por qué siento que todo es más sencillo, fácil y liviano con los animales que con algunas personas? Ya, ya sé que es una boutade lo que acabo de escribir, pero es que… acabo agradeciendo que no me juzguen, que no se metan en mi vida –más que para jugar-, que vengan en la mañana a saludar en cuanto abro tres centímetros la puerta de mi cuarto, se suban a la cama, oteen el panorama desde la ventana y, después de un par de caricias mutuas, se aovillen a mi vera para seguir durmiendo un rato más.

Todo sencillo. Demasiado para quitarles dos patas…

En fin»

Para leer el artículo completo: 
Hiru y Luna, dos gatas mayas
Fotos: Amanda Arruti


[DAP isLoggedIn=»N» errMsgTemplate=»»]
Apuntate a nuestro Club y disfruta de toda la información que te aportaremos para abrirte nuevas opciones y posibilidades.
Oferta-Club-Periquito[/DAP] [DAP hasNoAccessTo=»5″ errMsgTemplate=»»]
Apuntate a nuestro Club y disfruta de toda la información que te aportaremos para abrirte nuevas opciones y posibilidades.
Oferta-Club-Periquito[/DAP] [DAP isLoggedIn=»Y» errMsgTemplate=»»]

¡¡Clica Aquí para acceder a tu zona personal!!

[/SignupToUnlock]

About the author 

Hilario Martinez

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
Subscribe to get the latest updates
>